Guía definitiva para elegir las mejores fiambreras infantiles.

Cuando se trata de fiambreras infantiles hay una variedad MASIVA y sabemos lo abrumador que puede llegar a ser, tratando de elegir la mejor para su hijo.

Este año hemos decidido ponértelo un poco mas fácil, elaborando la guía definitiva sobre las fiambreras infantiles. Aquí vamos a tratar de dejar claro en que te tienes que fijar para elegir bien, como fomentar que tus hijos quieran usar su caja de almuerzo infantil y se coman todo la almuerzo, la fruta o un sandwich en la merienda.

También vamos de detallar los distintos materiales en los que se pueden fabricar una fiambrera para niños, en acero inoxidable, bambú, con separadores para no mezclar las comidas, hermética, con cierre de cremallera, a presión o de rosca, sin dejar de lado que tenemos que comprar una fiambrera libre de Bpa (ya veremos que es esto, pero es importante).

Todos estos temás son técnicos que solo nos importan a los padres, a ellos lo que mas les va a gustar es tener una fiambrera personalizada con sus personajes favoritos.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir la mejor fiambrera infantil.

Soy consciente que estos temas solo nos interesa a los padres y madres que como es normal, queremos lo mejor para nuestros niños y niñas.

El tamaño

El tamaño de la fiambrera no debe elegirse a la ligera. Es importante tener en cuenta los apetitos de los niños, jóvenes y mayores. A la hora de comprar una fiambrera, piensa en los diferentes elementos que debe contener, ¿necesitas una fiambrera para la comida de medio día?, ¿para el desayuno en la hora del recreo? o quizas buscas una fiambrera para la merienda.

La fiambrera tendrá que evolucionar con el niño y, finalmente, con el adolescente. A los niños pequeños les resultará difícil llevar una fiambrera grande, sobre todo porque ya les cuesta llevar la mochila del colegio. Además, los profesores a veces piden que los bocadillos se coloquen en otra bolsa de almuerzo. Por ello, a veces es preferible tener dos fiambreras pequeñas en lugar de una grande. Una vez en el instituto, la situación cambia, al igual que el apetito. Esta vez, la bolsa del almuerzo debería poder contener más alimentos y aperitivos.

Robustez

Asegúrate de que la fiambrera es lo suficientemente rígida para que la comida no se aplaste durante el trayecto de casa al colegio.

Las Fiambreras métalicas son muy robustas pero con los golpes (porque no pienses que tu hijo o hija tendrá cuidado con ella) acabara deformandose, por eso recomiendo una buena fiambrera de plástico o una fiambrera infantil de bambu que son super resistentes y las suelen orientar mucho al gusto de los niños.

El interior

El interior tiene que estar preparado para que conserve la frescura de los alimentos hasta la hora de comer. Por ejemplo si lleva un sandwich o un bocadillo no hace falta gran cosa, cualquier fiambrera infantil de plástico puede venirnos bien. Si por el contrario necesitas una fiambrera para la fruta o una comida preparada del día anterior (espaguetis, macarrones, carne, etc…), tenemos que asegurarnos que pueda conservar bien la fruta, o la comida a buena temperatura para que se pueda comer.

Las fiambreras infantiles de plástico son recomendables para:

  • Bocadillos o sandwich
  • Fiambre (algo de queso, jamón, pavo, etc…)
  • Si la comida no va a estar muchas horas dentro
  • También las fiambreras de plástico son las más baratas.

Esto es más importante de lo que parece porque (y esto es experiencia propia) si usas cualquier tupper infantil para la fruta y no conserva bien la frescura, la fruta comienza a tomar un color un poco marrón, el resultado es que tu hijo no comerá y la comida volverá a casa.

Igualmente si es una comida de medio día y no usas una fiambrera térmica se quedará totalmente fría y apelmazada, y ya sabes que los niños comen primero con la vista. El resultado será el mismo, la comida volverá a casa y nuestro hijo o hija sin comer.

Las fiambreras termicas las aconsejo para:

  • La comida casera preparada (carne, pescado, pasta, fruta, dulces…)
  • No se mezclan los sabores
  • Lo mejor es que mantiene durante horas la temperatura, ya sea frio o calor.
  • Las fiambreras térmicas tiene un precio más elevado que las de plástico.

Si vas echarle varias raciones de comidas, por ejemplo macarrones y algo de fruta te aconsejo que compres una fiambrera infantil con separador, de esta forma no se mezclaran los sabores.

A mi me gusta mucho una fiambrera bento infantil por que suele venir con varios compartimentos, también llevan los cubiertos y son para niños ya algo mayores, como dice mi hija «pre-pre-adolescentes» 🙂

Practicidad

Asegúrate de elegir una fiambrera que sea fácil de limpiar, tanto por dentro como por fuera. Si tiene un tejido que retiene las manchas en el exterior o muchas grietas en el interior, no te gustará su uso diario. Elije una fiambrera apta para lavavajillas, al final es lo más practico.

A mis hijos cuando vuelven del cole los he acostumbrado a sacar su fiambreras de la mochila y meterlo directamente al lavavajillas, les hace sentirse mayores.

El exterior

La fiambrera también debe representar a tu hijo de la mejor manera posible para que se sienta cómodo y orgulloso. Debes elegir un diseño o un color que le guste a tu hijo y que le haga feliz. Al fin y al cabo, viajará y utilizará este artículo todos los días de sus aventuras escolares, delante de sus amigos.

Aquí entra el juego los gustos y aficiones de cada uno, puedes una fiambrera personaliza con sus personajes favoritos, por ejemplo hay fiambreras infantiles de dinosaurios, de la patrulla canina, de casi todos los personajes de Disney, pepa pig, de unicornios, etc…

Si tu hijo no es tan infantil también tienes muchas opciones en colores y diseños muy chulos y que suelen durar más tiempo, ya que no pasan de moda tan rápidamente como el personaje del momento.

En definitiva, se trata de pequeños detalles que marcarán una gran diferencia en tu vida diaria. Así que tómate tu tiempo para elegir la fiambrera que realmente necesitas.

Fabricación

Es muy importante comprar una fiambrera infantil sin Bpa. Bpa es un producto químico que se ha venido utilizando desde los años 70 para la fabricación de plásticos, sobre todo en plásticos de policarbonato y resinas epoxi.

Hoy en día tenemos muchísima oferta de fiambreras libres de Bpa, en especial de plástico aunque están en auge la fiambrera infantil ecológica, muchas fabricadas con bambú.

La importancia de la comida

Al igual que otras comidas, los almuerzos son una parte importante de la dieta de tu hijo. El almuerzo en la escuela es algo más que un descanso entre las clases de la mañana y la tarde.

El almuerzo permite que tu hijo se llene de energía. Además, alimenta el cerebro y permite al niño concentrarse durante el resto del día. Por último, proporciona nutrientes esenciales para el crecimiento.

Ayudar a los niños del jardín de infancia a organizarse con sus fiambreras

Si tu hijo va a empezar la guardería, salir con una fiambrera es una experiencia totalmente nueva para él. He aquí algunos consejos para ayudarles a organizarse.

  • Enséñales su almuerzo el día anterior o por la mañana y explícales qué alimentos son para la comida y cuáles para la merienda. Es una buena idea poner los bocadillos en una bolsa separada en la mochila. ¡Pero no te olvides de decirle dónde están!.
  • Explícales que los almuerzos escolares son con muchos amigos, pero que deben tomarse un tiempo para comer antes de salir a jugar.
  • Diles que siempre habrá un adulto para ayudarles si lo necesitan (por ejemplo, para abrir su termo).
  • En casa, enséñales a utilizar los utensilios y deja que coman solos. Esto es fundamental para fomentar su autonomía (palabra de la que oiremos hablar mucho durante la infancia de nuestro hijo o hija).
  • Dales la responsabilidad de meterlas en el fregadero o lavavajillas cuando lleguen a casa.

¿Cómo se prepara una fiambrera?

Ya sea en un plato, en platos de plástico o en un termo, el contenido de un almuerzo debe planificarse de la misma manera que cualquier otra comida. Se debe incluir una variedad de alimentos para garantizar un plato equilibrado.

Sin embargo, no se preocupe si al almuerzo de su hijo le falta ocasionalmente algún componente del plato equilibrado. La dieta de tu hijo no se mide en una comida, ni siquiera en un día. Su hijo tendrá muchas otras oportunidades de comer cada uno de los grupos de alimentos.

¿Qué poner en la fiambrera?

Verduras o frutas: Las verduras y la fruta pueden estar crudas, cocidas, añadidas a un plato o servidas como guarnición. No sólo hacen que la comida sea más nutritiva, sino que también añaden color y textura.

No es necesario comer verduras diferentes todos los días. Puedes utilizar los que normalmente incluyes en tu cesta de la compra.

La fruta puede servirse tal cual o con un dip de yogur o un hummus de chocolate casero, por ejemplo. También se puede servir como compota, crumble, cuadrado de fruta o ensalada. La fruta congelada es perfecta para añadirla al yogur natural.

Cereales: La fibra dietética que se encuentra en los productos integrales y estos ayudan a que la comida sea saciante. Así se asegura de que su hijo no tenga hambre demasiado pronto después de la comida.

Los cereales pueden formar parte del plato principal o del postre. Al menos cada dos por tres, elige un producto integral, como el pan, la pasta o el cuscús integrales, el arroz integral, la quinoa o la avena, en lugar de productos refinados (pasta blanca y pan blanco, por ejemplo).

Alimentos proteicos: Los alimentos proteicos pueden ser el tofu, los garbanzos, las lentejas, las alubias u otras legumbres, los huevos, la ternera, el cerdo, el pollo, el pavo, el salmón, las sardinas o el atún. Estos alimentos mantendrán a raya el hambre de tu hijo hasta la hora de la merienda. Puedes ponerlos en sándwiches, ensaladas, platos de pasta, arroz u otros cereales.

¿Debo evitar los embutidos?: Los embutidos son muy salados, grasos y bajos en proteínas. También pueden contener nitritos. Por lo tanto, es preferible no consumirlos a diario y optar por otros alimentos como restos de pollo cocido, carne de vacuno en rodajas, huevos o atún. Sin embargo, está bien comer charcutería de vez en cuando, es decir, una o dos veces por semana.

La leche, las bebidas de soja, el yogur y el queso también son fuentes de proteínas, pero contienen menos proteínas que los alimentos anteriores. Por esta razón, no deben ser el único alimento proteico de una comida.

El yogur natural se puede utilizar como base para una salsa, como relleno de un sándwich o como postre. Los distintos tipos de queso pueden servirse como aperitivo o utilizarse en sándwiches, ensaladas y otros platos. La leche y las bebidas de soja son bebidas nutritivas para ofrecer, aunque el agua es siempre la bebida preferida para su hijo, especialmente fuera de las comidas y los refrigerios.

Las bebidas preferidas

Para mantener a tu hijo bien hidratado, es importante que beba líquidos regularmente a lo largo del día. El agua debe ser la principal bebida que tome su hijo a lo largo del día. Deben tener una botella de agua en su mochila para beber cuando tengan sed.

Evita los zumos (de bote) en la medida de lo posible. Es dulce, poco nutritivo y no equivale a una ración de fruta, aunque esté hecho de zumo 100%. Ofrezca zumo sólo ocasionalmente y en pequeñas cantidades en casa.

Última actualización el 2021-10-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados